“Las Doñas” Doña Martha y Don José Luis

 

Nombrada asi, en agradecimiento a mis padres, es hasta hoy, la pieza más ambiciosa de mi carrera como artista visual. Forma parte de mi reciente colección “Las Doñas” colección representa el incio en la conversión de mis fotografías en arte-objeto, integrando elementos tridimensionales a mis imágenes.

 

Para la creación de esta puerta recorrí 1,880 km, lo que se traduce en 21.49 horas de carretera, dos “no” y finalmente un “si” de la dueña del predio en que la localicé, quien amablemente accedió a venderme las argollas y el candado original de su puerta.

 

La imagen de Doña Martha (la puerta), está compuesta por nueve fotografías en tres secciones, al tomarlas utilicé la técnica HDR o braqueteado, tres exposiciones con un paso de diferencia, con el fin de poder captar las texturas de la madera de la puerta, posteriormente en mi taller, las uní en Photoshop en el proceso de panorama, obteniendo finalmente una imagen de 203 cm de altura por 108 cm de ancho. Lo anterior la convierte la impresión en Canvas Crystalline (Satinado) más grande que haya impreso en Arte-Print hasta hoy. Seleccioné este tipo de canvas debido a que tiene certificación por 100 años antes de comenzar a perder color, sustentando la clasificación de calidad museográgica.

 

Al igual que las demás piezas de esta coleción, es una obra única, ya que los elementos tridimensionales de las puertas, pertenecíeron originalmente a cada puerta.

 

Por lo general, mis series son de 16 y 4, lo que hace a “Las Doñas” la colección más exclusiva que haya creado hasta ahora.

 

Don José Luis, es también una pieza muy peculiar, es una clásica bicicleta Windsor, reconstruida fabricada con piezas de seis bicicletas, fue en ensablada en el taller del mecánico de bicicletas conocido como “Azulito”.

 

¿Por qué una bicicleta? Un día que estaba explorando, en búsqueda de puertas, entre otras tantas, tomé unas serie de fotografías de esta puerta, al regresar y analizarlas en mi computadora, en algunas de las imágenes, aparecía gran parte de la llanta trasera de una bicicleta, entonces, me obsesioné con la idea de tener una bicicleta en mi obra y la manera en la que logré materializar esa idea, fue con una bicicleta completa frente a la puerta.

 

Como muchos saben, el enmarcado para mi, es de vital importancia, ya que el marco puede realzar o minimizar el impacto visual de una obra.   Para esta parte tan importante, desde hace un par de años para este tipo de impresiones, vengo trabajando con el maestro Liborio Cortés, en la creación de mis marcos y es él quien hace que mis fotografías luzcan increíbles. Para Doña Martha decidimos construir el marco en tipo caja veneciana, con polines de construcción, que es el material que enmarca la puerta origina, así que me dí a la tarea de conseguir 3 polines perfectamente imperfectos, que lograran el aspecto y el sentimiento de buscaba, una vez ya con ellos en mi poder, se los lleve al maestro Liborio para que les de el tratamiento que considere pertinente.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s