Retratos con Luz Natural

Crear imágenes con luz natural es una de mis formas favoritas, de hacer fotografía y en el caso de retratos logramos un sentimiento que las fotografías de estudio no transmiten. Además, si lo comparas con hacer retratos en estudio, es mucho más fácil, ya que no tienes que aprender las técnicas de iluminación requeridas. Es más barato, ya que no necesitarás, ni estrobos, ni cajas de luz, ni modificadores, etc. En resumen, crear retratos en estudio, es más complicado que hacerlos con luz natural.

Hacer retratos con luz natural es un gran inicio como retratista. Te permitirá, trabajar en tu composición, tus destrezas de comunicación con tu sujeto y te ayudará a desarrollar la confianza en ti mismo. Y después, decidirás si quieres o no invertir en equipo de estudio.

Parámetros de la cámara

Existen algunos trucos sencillos que te ayudarán a crear excelentes retratos con luz natural. Como es normal, iniciaremos con los parámetros de la cámara.

  1. Modo Manual

En un mundo ideal, lo que debería de suceder, es tener control total sobre los parámetros de tu equipo, para esto lo mejor es tirar en modo manual.

  1. Velocidad

Necesitarás una velocidad mínima de obturación de 1/100 de un segundo (o más rápida) Esto es muy importante, ya que te ayudará a no tener imágenes borrosas, ya que tu sujeto, estará en movimiento gran parte del tiempo.

  1. Apertura

Para lograr un fondo suave y borroso, necesitas utilizar la apertura más grande que puedas, f/4 funciona muy, sin embargo f/1.8 sería ideal, aunque si quieres una apertura mayor el precio de los lentes se dispara significativamente.

Si no posees este tipo de lente, aun puedes conseguir buenos resultados aunque para ello necesitarás un espacio entre el sujeto y el fondo. Tener un fondo fuera de foco, ayuda a atraer la atención de tu audiencia hacia tu sujeto, evitando distracciones innecesarias. Si en cambio, también quieres mostrar el fondo detrás de tu modelo, utiliza aperturas más pequeñas.

¿Qué lente utilizar?

En el caso de que utilices un telefoto, una apertura grande no es necesaria, ya que automáticamente, el lente te lo proporciona. Los lentes largos son muy buenos ya que comprimen la imagen dándote excelentes resultados. Evita los gran angulares, ya que distorsionan la cara del sujeto y amplifican facciones tales como nariz y frente. Trata de utilizar lentes con un rango focal mínimo, como puede ser un 50mm en cámaras de sensor completo o un 35mm en cámaras con sensor APS

ISO

Selecciona el ISO más bajo que puedas, sin olvidar que la velocidad que necesitas es 1/100 de segundo o mayor. Utilizando el exposímetro de tu cámara puedes conseguir velocidades más altas ajustando el ISO , si las condiciones de luz, son bajas. Recordando que estarás utilizando una apertura grande, lo cual no debe ser ningún problema.

Atajo – Modo Prioridad de Apertura

Un tip que te puedo dar es utilizar Prioridad de Apertura. Durante una sesión fotográfica al aire libre, la luz cambiará frecuentemente, y necesitarás hacer los ajustes necesarios, ya sea el ISO o la velocidad (en mi caso no me gusta cambiar la apertura)

Cuando haces una sesión de retrato, fácilmente entrarás en ese estado de inmersión, en el cual trabajar en modo manual, donde tienes que ajustar los parámetros constantemente. Las probabilidades de perder buenas fotografías, debido a que olvidaste cambiar los parámetros es muy alta. Es frustrante cuando tienes la pose perfecta y te das cuenta que la imagen esta sobre expuesta o sub expuesta debido a que tenias uno o más parámetros mal.

Así que si eres de esas personas que olvidan o tienen problemas reajustando parámetros en cada toma, te recomiendo utilizar Prioridad de Apertura, elevando el ISO a 400, forzando así a tu cámara a utilizar velocidades altas. Solamente te recomiendo no utilizar ISO 100 con Prioridad de Apertura en condiciones de baja luz, ya que terminarás con imágenes borrosas.

Lugares Recomendados

1 – Cerca de una ventana

Por extraño que parezca, cuando analizas la luz en una habitación, ves lo mismo, ya sea al lado de la

ventana que en el lado opuesto, sin embargo, no es así, nuestro cerebro lo interpreta de manera que parece que en todo el espacio la luz se comporta de manera uniforme. Realmente entre más alejado estés de la ventana, menos luz existe, tus ojos no lo perciben así, pero tu cámara si.

La buena noticia, es que puedes utilizar esta luz de muchas maneras, luz de lado, de frente, puedes utilizar o no un reflector, en fin, tu decidirás. Algo muy importante, es que si los rayos de luz golpean directamente en la ventana, tendrás el problema de que la luz será muy dura, la solución es simple. Coloca una tela blanca lisa y esto suavizará la luz.

2 – Terraza Techada

Este es un buen sitio para realizar retratos en esos días soleados, cuando la luz es muy fuerte y genera sombras muy duras, que quizá no quieres, así que el realizar tus retratos bajo el techo de una terraza es una excelente idea.

3 – Sombrilla

Este es un buen tip para la playa o un día soleado, en esos que tomas la fotografía y la dureza de la luz, simplemente no le hace justicia a tu fotografía. Para esta situación es recomendable situar a tu modelo, bajo una sombrilla, ya sea en la playa, el campo o la ciudad la sombrilla funcionará como un difusor y podrás ver los diferentes resultados en tus imágenes.

Un paraguas, además de ayudarte a iluminar suavizando la luz, también te ayuda a proteger a tu modelo del sol y la lluvia. Es muy importante tener en cuenta, que el color del paraguas afectara los colores de tu imagen, es recomendable utilizar un paraguas de color neutro, blanco y negro, son muy buenas opciones.

4 – Bajo un puente, muelle o paso a desnivel

Estos son lugares que te ofrecen excelentes condiciones lumínicas y traen consigo, fondos muy interesantes. Y también puedes trabajar mientas esta lloviendo, hace mucho viento o un sol muy fuerte.

Puedes jugar con los elementos que te proporcionan estas locaciones, para crear composiciones muy interesantes, así como utilizar la dirección de la luz a tu favor.

5 – La sombra de un árbol

Si no eres una persona de playa, y prefieres o vives cerca de un bosque o un parque arbolado.   La sombra de los árboles es un excelente recurso para tener luz suave y difusa. Pide a tu modelo que se coloque bajo la sombra de un árbol y observa la luz en su rostro y déjate llevar, te aseguro que obtendrás fotografías excelentes.

6 – Cualquier día al amanecer o al atardecer.

Durante el día existen dos momentos, en los que no importa donde te encuentres, la luz es perfecta. Estos son el amanecer y el atardecer, cuando el sol está apareciendo u ocultándose en el horizonte. A estas horas la luz es muy agradable y apropiada para realizar retratos. Quizá ya sepas en que lugar crear tus imágenes, ahora es solo esperar el momento adecuado. Para mi el amanecer es mi favorito, pero implica un mayor esfuerzo, ya que para la mayoría de la gente la levantada y organizar sus mañanas es complicado.

7 – Un día Nublado.

Este es un excelente recurso, pero al menos en mi ciudad es un recurso limitado y hay que esperar que suceda, y solo en algunos meses del año. En un día nublado, el lugar y la hora no tienen límite, puedes hacer foto a cualquier hora y en cualquier parte, ya que las nubes actúan como un enorme difusor, suavizando las sombras.

 

Anuncios

Fotografía de Flores

La primavera ha iniciado y con ella la época en que las flores comienzan a brotar, en algunos jardines. En esta ocasión, les escribo algunas recomendaciones para fotografías, plantas, flores y hongos. Algunos de estas recomendaciones son de técnicas básicas que algunos de nosotros conocemos, sin embargo no está de más dar un repaso.

  1. Lente recomendado

El lente ideal para crear fotografías de flores es un lente macro, el cual nos da la oportunidad de enfocar a muy poca distancia y de esta manera llenar el cuadro con la planta en cuestion o obtener resultados interesantes y que solamente se pueden realizar con este tipo de lente o con los adaptadores correspondientes como tubos de expansión o filtro de acercamiento por ejemplo el Canon 500D Close Up Lens, ambos nos ayudan a crear un efecto macro, pero nada como un lente especializado.

Algunas de las características de estos lentes es la profundidad de campo que es bastante pequeña normalmente hasta f/2.8 y en ocasiones hasta f/1.8, logrando que por ejemplo un pétalo de la flor esté en primer plano perfectamente enfocado y el siguiente ya esté fuera de foco. Es altamente recomendado, utilizar tripie y disparador remoto. Ya que un mínimo de movimiento, puede estropear la fotografía.

Si no cuentas con un lente macro o algunos de los accesorios mencionados anteriormente, es también posible realizar tus fotografías de flores y hongos con un lente zoom, por dos razones podemos llenar el cuadro con el sujeto (flor) y también tienes la capacidad de tener el fondo fuera de foco, los resultados no serán iguales, pero de cualquier forma puedes crear un estilo propio.

  1. Ángulos

La primera recomendación es no hacer tus fotografías desde arriba, ya que asi es como las vemos normalmente, haciendo tus imágenes poco atractivas. Por lo anterior, en caso de estar en el campo o en tu jardín, te recomiendo, agacharte o acostarte en el piso, colocando la cámara sobre un tripie pequeño, de esta manera tu punto de vista será diferente al que estamos acostumbrados, dando mayor interes a tus fotografías.

  1. La escena

No hay nada escrito en este sentido, una flor, algunas flores ó muchas flores. En ocasiones en el campo te puedes encontrar en un campo lleno de flores de la misma especie, lavanda, tajonal, girasoles, etc. Si capturas este tipo de escenas con el ángulo adecuado, perecerá infinito.

No olvides que aun en este caso o en el individual, es una buena idea agregar y segundo plano, fuera de foco, para darle más peso al sujeto principal donde este sujeto debe de estar totalmente enfocado.

  1. Fondo Blanco o Negro

En los anteriores párrafos he platicado la importancia del fondo como un elemento de suma importancia en la composición de tu fotografía. Sin embargo, una buena idea cuando tomas flores en interior es colocarlas frente a un fondo blanco o negro. Si utilizas un fono blanco tus fotos darán la impresión de póster y si es negro, lograrás un dramatismo adicional, para el fondo puedes utilizar una cartulina o foam board.

  1. Iluminación en interior

Las flores se iluminan perfectamente con solo la luz natural que atraviesa por una ventana, de preferencia que vea hacia el norte, trata de evitar la luz directa del sol, busca que la luz sea suave. Para rellemar las sombras es reconemdable utilizar un reflector, ya sea, blanco, plateado o dorado, según sea tu intención.

  1. El viento

Si estás creando tus fotografías en exterior, la visita inesperada del viento será inevitable en algún punto del día y esto se puede ser frustrante.

Existen varias soluciones para contra restar la presencia del viento. La más socorrida es tapar el viento con el cuerpo o la mano, sin embargo una recomendación cuando esto sea posible es programar la velocidad a un nivel superior a 1/250 de segundo, esto ayudará a congelar el movimiento.

Una herramienta que puedes utilizar el la llamada plamp, es un brazo de plástico con pinzas en ambos lados, en un lado para el tripie u otro objeto sólido y el el otro una pinza más suave para sostener el tallo de la flor.

Hay quienes con acrílico han creado una especie de caja protectora, que consta de tres lados y una tapa, dejando el frente de la caja abierta para la cámara

  1. Momentos

En un día soleado, es recomendable crear tus imágenes temprano por la mañana, o por la tarde al atardecer. Colocados a contraluz, con la flor tapando el sol, los rayos de sol iluminarán los pétalos .

En un día nublado, con el cielo totalmente cerrado las sombras son más suaves a consecuencia de que el sol está detrás de las nubes.

Después de la lluvia, este es de mis favoritos, ya que el cielo sigue nublado y las flores tendrán gotas en sus tallos y pétalos. En este momento, las flores presentarán los colores más vivos que nunca.

Crea tu propia lluvia o rocío, si la temporada de lluvia está lejos o simplemente quieres hacer estas fotografías, llena de agua una botella atomizadora y dispárala sobre las flores, hasta tener la cantidad y tamaño de las gotas que quieres.

 

Einar Holmen

Einar Holmen (raniE nemloH), “Swexicano” de nacimiento (mamá mexicana, papá sueco) originario de todos lados aunque los lugares donde más tiempo he vivido son Australia, CDMX, MTY y QROO. Nacido en 1982, Internacionalista, Economista y Fotógrafo.

Primero, es necesario aclarar que no soy tan bueno con las letras como con las imágenes por lo tanto tendrán que ayudarme poniendo un poco de ese toque de expresión que trato de plasmar en una fotografía.

La fotografía se ha convertido en una gran pasión para mi, siempre me ha llamado la atención y desde pequeño estuve rodeado de cámaras (mi papá siempre cargaba una cámara). Viajando constantemente y paseando con él y su cámara, me llevo a secuestrarla constantemente tratando de copiar lo que el hacía, en un viaje a Italia mi mamá me regaló mi primera cámara profesional, una Minolta, tendría unos 12 años, desde entonces no he parado.

La fotografía me ha llevado a rincones extraordinarios del mundo, exigirme física y mentalmente con tal de obtener una fotografía que logre llevar a la persona que la ve, a ese lugar y sentir la grandeza y belleza de la naturaleza. Tengo dos extremos, por un lado la tranquilidad y la paciencia de un paisaje y la aventura de llegar a cada lugar, por el otro esta el descontrol de los conciertos, la naturaleza y energía de las personas, buscar ángulos, gestos y la luz precisa a pesar de desconocer lo que pueda suceder valiéndome solo de los parámetros de mi cámara, en este apartado me es muy interesante poder registrar el arte de alguien más y transmitirlo con el estilo de mi propio arte.

Lo impredecible de la naturaleza y de los conciertos, la naturalidad de las personas y la espontaneidad de los animales es lo que me apasiona de la fotografía, poder plasmar ese momento específico y compartirlo, logrando contar una historia e identificando un sentimiento.

Soy fotógrafo de paisajes, naturaleza, conciertos, personas, en realidad no me gusta enfrascarme en una etiqueta. Pero, si me preguntas que me gusta más, es la naturaleza y el sentimiento; me gusta ver la simplicidad y la belleza dentro de lo cotidiano, representarlo y convertirlo en algo artístico.

Aprendí fotografía análoga y esto marco mi estilo actual, b&n, exposiciones largas, llevar la cámara al limite, experimentar nuevas formas de lograr representar lo que busco, todos los días estoy buscando mi foto perfecta ya sea con mi celular o cualquier cámara análoga o digital.

La fotografía para mi, es una constante, un estilo vida, donde quiera que voy estoy buscando la simetría, el encuadre y el enfoque perfecto para expresarlo en una imagen y tratar de superponerlo también fuera de la fotografía.

Instagram: @ranie_nemloh

Mail: ranie.nemloh@gmail.com
Cel. (998) 239-8945

El Horizonte en tus Fotografías de Paisajes

Al decir componer una imagen, nos referimos a la capacidad de ordenar los elementos dentro del cuadro, para facilitar la recepción de nuestra intensión. Decidir donde colocarás el horizonte en tus fotografías de paisaje es importante para la composición de tu imagen. La colocación de la línea del horizonte en una misma escena, puede transmitir ideas y sensaciones muy diferentes de una manera atractiva.

En muchas ocasiones, cuando creas fotografías de paisaje, te encuentras con que la línea del horizonte juega un papel fundamental, especialmente en la fotografía de paisaje del océano, donde este se convierte en un elemento de gran peso en tu imagen, y su ubicación es crucial.

La Regla de los Tercios

Esta nos dice que dentro de la escena, existen cuatro puntos que son más atractivos a la vista que el resto del cuadro, por lo cual se recomienda, situar el o los puntos de interés en estos cuatro puntos.

En la fotografía de paisaje, por lo general, retiramos las dos lineas verticales (cortas), dividiendo la imagen en tres segmentos iguales a lo largo del sensor. Si no logras imaginar o visualizar la división, Muchas cámaras ofrecen la visualización de las líneas de la regla de tracios, a través del visor o en la pantalla posterior.

Horizonte Medio

Cuando colocas el horizonte hacia arriba o hacia abajo, le das a tu fotografía mayor dinamismo, es por esto que procuramos no colocarlo en el centro, a menos que sus elementos, generen una simetría, lo que sucede regularmente cuando utilizamos agua en nuestra composición.

Horizonte Alto o Bajo

Lo elementos en la parte inferior de nuestra fotografía nos proporcionan una sensación de estabilidad. Este es un buen motivo para colocar el horizonte en la pare baja de nuestra imagen.

Sin embargo, en la mayoría de los casos determinamos la ubicación del horizonte en función de lo interesante o atractivo que es el cielo, el suelo o el sujeto o punto de interés.

Por ejemplo, al crear fotografías de amaneceres o atardeceres o un cielo lleno de nubes, es muy común, que el cielo tenga más espacio en tu fotografía que la parte inferior o el suelo.

Otro de los efectos cuando mantenemos un elemento de interés claramente identificable en la foto y el horizonte se encuentra bajo, es el de reforzar la sensación de aislamiento.

Por el contrario, si el cielo no ofrece un interés especial o quieres dar mayor protagonismo a lo que nos encontramos en primer plano, probablemente optes por situar la línea del horizonte en la parte superior.

Al situar la línea del horizonte en la parte alta de la fotografía tienes la capacidad de acentuar los detalles del primer plano y aumentar la sensación de distancia.

Cuanta más importancia quieras darle al primer plano y menos información contenga el cielo, más alta puedes mantener la línea del horizonte.

Mantén el Horizonte Recto

A menos que estés realizando una composición muy creativa utilizando el horizonte en cierto ángulo, evita que el horizonte esté inclinado. Es una situación común, que se produce sin que te des cuenta cuando estás creando una fotografía, pero se puede arreglar de forma muy sencilla en tu post procesamiento Lightroom, Camera RAW, Photoshop o el programa que utilices.