Introducción a la Fotografía de Alimentos Parte 3

 

  1. Reflectores Caseros

 

Una visita a tu papelería más cercana, será sufuciente para complementar tu equipo de iluminación, Un par de pliegos de foam board, de preferencia blanco de un lado y negro del otro, un cutter, funtak de Pritt y un par de porta libros. Y de tu alacena un poco de papel aluminio, es lo que necesitas para crear tus reflectores hechos en casa y como mantenerlos en su lugar.

 

  1. Computadora con capacidad Tethered

 

En mi caso utilizo el EOS capture que viene como parte del sofware de Canon. Lightroom es compatible con algunas cámaras Canon, Nikon y Leica. Capturar tether significa que la imagen pasa directamente de la cámara a la computadora, permitiéndonos esto un mejor control sobre la imagen que estamos creando, en el caso de la fotografía de alimentos, tether es una herramienta muy valiosa ya que en este tipo de fotografía, se requiere de disparar, observar y repetir, y esto es mucho más facil, si tienes la posibilidad de evaluar tus imágenes en una pantalla de computadora en lugar de hacerlo a través de la pantalla de tu cámara.

 

  1. Verificador de Color

 

Una herramienta como Color Checker Passport, MacBeth ó Expodisk es crucial. Un verificador de color es importantísimo, sobre todo, si creas tu toma con luz natural o con la luz disponible en el lugar de la sesión, ya que en muy pocas ocasiones, será igual a los balances de blancos de tu cámara. Y nada se ve tan poco apetecible, como una rebanada de helado de vainilla con tono verde.

 

  1. Luces de Estudio

 

Estas pueden ser muy caras o relativamente baratas, todo dependerá de que tanto trabajo hagas y que tanto te gusta trabajar con equipo de iluminación. Algo que debes de tener en mente, es que existen infinidad de modificadores de luz para cada sistema. Un estudio típico consta dos o tres lámparas y sus modificadores para dirigir la luz, como snoots, rejillas y una caja de luz de relleno, que colocamos exactamente sobre los alimentos o en la parte poseterior. Sin embargo, es totalmente posible crear estupendas fotografías, con luz natural y equipo básico.

 

Todo dependerá de, si quieres hacer una carrera como fotógrafo de alimentos, pues necesitarás más equipo , sin embargo, para un inicio y aprender lo básico, lo que te presenté en este artículo será suficiente.

Anuncios

Introducción a la Fotografía de Alimentos Parte I

 

En muchas ocasiones al leer los libros de cocina o buscar recetas en el internet, la fotografía del platillo es el foco principal de la publicación, en muchas ocasiones dejando a la receta en segundo plano. Las imágenes perfectas, desde la cocción, la presentación, los aderezo, la vajilla y el montaje de la mesa, etc.

 

¿Cómo conseguir grandes resultados fotografiando comida?

 

Iluminación.

 

Trata a la comida como a cualquier sujeto de naturaleza muerta y asegurate de que estpe bien iluminado. Uno de los mejores lugares para fotografiar alimentos es una ventana, de preferencia orientada hacía el norte, por la que entre mucha luz natural – esta puede ser complementada por un flash rebotando en el techo, una pared o un foam board, para ayudarte a trabajar las sombras. La luz de día también contribuye a que tus alimentos se vean más naturales.

 

 

Accesorios.

 

Al fotografiar alimentos, es importante, no solo poner atención al arreglo del elemento principal, sino también al contexto de la imagen, al ambiente, esto incluye, los platos, los manteles y cualquier arreglo que le puedas hacer a la mesa. No llenes la escena de accesorios, considera solo los elementos necesarios, aquellos que aporten algo a la historia de tu platillo o de tu ambiente, estos elementos suelen ser, tenedores, flores, servilletas, condimentos, etc. Por lo general los ponemos en una posición secundaria, en el frente, fondo o fuera de foco.

 

Prontitud.

 

La comida pierde su aspecto apetitoso rápidamente, asi que necesitas estar listo y bien preparado para de preferencia hacer la fotografía, lo antes posible en mucho de los casos inmediatamente después de haber sido preparada, antes de que cambie de color, se derrita o colapse. Con estar listo quiero decir, que necesitas saber lo que quieres lograr con tu imagen, antes de que la comida llegue. Para esto te recomiendo, crear la escena previamente, colocar los accesorios donde los planeas, asegurar tu correcta exposición, muchas veces con un plato vacío, otras con un plato con un platillo similar o una primera prueba del platillo estrella, asi en cuanto esté listo solo reemplazas este por el que va a ser fotografiado.

 

Estilílzalo.

 

La manera en la que colocas un alimento en un plato es tan importante como la manera en que lo vas a fotografiar. Pon atención al balance de los elementos en tu escena ( colores, formas, tamaños, etc.). Una manera de aprender es observando y analizando libros de cocina, puedes aprender mucho de accesorior, ambientes y otros factores importantes.