Retratos con Luz Natural

Crear imágenes con luz natural es una de mis formas favoritas, de hacer fotografía y en el caso de retratos logramos un sentimiento que las fotografías de estudio no transmiten. Además, si lo comparas con hacer retratos en estudio, es mucho más fácil, ya que no tienes que aprender las técnicas de iluminación requeridas. Es más barato, ya que no necesitarás, ni estrobos, ni cajas de luz, ni modificadores, etc. En resumen, crear retratos en estudio, es más complicado que hacerlos con luz natural.

Hacer retratos con luz natural es un gran inicio como retratista. Te permitirá, trabajar en tu composición, tus destrezas de comunicación con tu sujeto y te ayudará a desarrollar la confianza en ti mismo. Y después, decidirás si quieres o no invertir en equipo de estudio.

Parámetros de la cámara

Existen algunos trucos sencillos que te ayudarán a crear excelentes retratos con luz natural. Como es normal, iniciaremos con los parámetros de la cámara.

  1. Modo Manual

En un mundo ideal, lo que debería de suceder, es tener control total sobre los parámetros de tu equipo, para esto lo mejor es tirar en modo manual.

  1. Velocidad

Necesitarás una velocidad mínima de obturación de 1/100 de un segundo (o más rápida) Esto es muy importante, ya que te ayudará a no tener imágenes borrosas, ya que tu sujeto, estará en movimiento gran parte del tiempo.

  1. Apertura

Para lograr un fondo suave y borroso, necesitas utilizar la apertura más grande que puedas, f/4 funciona muy, sin embargo f/1.8 sería ideal, aunque si quieres una apertura mayor el precio de los lentes se dispara significativamente.

Si no posees este tipo de lente, aun puedes conseguir buenos resultados aunque para ello necesitarás un espacio entre el sujeto y el fondo. Tener un fondo fuera de foco, ayuda a atraer la atención de tu audiencia hacia tu sujeto, evitando distracciones innecesarias. Si en cambio, también quieres mostrar el fondo detrás de tu modelo, utiliza aperturas más pequeñas.

¿Qué lente utilizar?

En el caso de que utilices un telefoto, una apertura grande no es necesaria, ya que automáticamente, el lente te lo proporciona. Los lentes largos son muy buenos ya que comprimen la imagen dándote excelentes resultados. Evita los gran angulares, ya que distorsionan la cara del sujeto y amplifican facciones tales como nariz y frente. Trata de utilizar lentes con un rango focal mínimo, como puede ser un 50mm en cámaras de sensor completo o un 35mm en cámaras con sensor APS

ISO

Selecciona el ISO más bajo que puedas, sin olvidar que la velocidad que necesitas es 1/100 de segundo o mayor. Utilizando el exposímetro de tu cámara puedes conseguir velocidades más altas ajustando el ISO , si las condiciones de luz, son bajas. Recordando que estarás utilizando una apertura grande, lo cual no debe ser ningún problema.

Atajo – Modo Prioridad de Apertura

Un tip que te puedo dar es utilizar Prioridad de Apertura. Durante una sesión fotográfica al aire libre, la luz cambiará frecuentemente, y necesitarás hacer los ajustes necesarios, ya sea el ISO o la velocidad (en mi caso no me gusta cambiar la apertura)

Cuando haces una sesión de retrato, fácilmente entrarás en ese estado de inmersión, en el cual trabajar en modo manual, donde tienes que ajustar los parámetros constantemente. Las probabilidades de perder buenas fotografías, debido a que olvidaste cambiar los parámetros es muy alta. Es frustrante cuando tienes la pose perfecta y te das cuenta que la imagen esta sobre expuesta o sub expuesta debido a que tenias uno o más parámetros mal.

Así que si eres de esas personas que olvidan o tienen problemas reajustando parámetros en cada toma, te recomiendo utilizar Prioridad de Apertura, elevando el ISO a 400, forzando así a tu cámara a utilizar velocidades altas. Solamente te recomiendo no utilizar ISO 100 con Prioridad de Apertura en condiciones de baja luz, ya que terminarás con imágenes borrosas.

Lugares Recomendados

1 – Cerca de una ventana

Por extraño que parezca, cuando analizas la luz en una habitación, ves lo mismo, ya sea al lado de la

ventana que en el lado opuesto, sin embargo, no es así, nuestro cerebro lo interpreta de manera que parece que en todo el espacio la luz se comporta de manera uniforme. Realmente entre más alejado estés de la ventana, menos luz existe, tus ojos no lo perciben así, pero tu cámara si.

La buena noticia, es que puedes utilizar esta luz de muchas maneras, luz de lado, de frente, puedes utilizar o no un reflector, en fin, tu decidirás. Algo muy importante, es que si los rayos de luz golpean directamente en la ventana, tendrás el problema de que la luz será muy dura, la solución es simple. Coloca una tela blanca lisa y esto suavizará la luz.

2 – Terraza Techada

Este es un buen sitio para realizar retratos en esos días soleados, cuando la luz es muy fuerte y genera sombras muy duras, que quizá no quieres, así que el realizar tus retratos bajo el techo de una terraza es una excelente idea.

3 – Sombrilla

Este es un buen tip para la playa o un día soleado, en esos que tomas la fotografía y la dureza de la luz, simplemente no le hace justicia a tu fotografía. Para esta situación es recomendable situar a tu modelo, bajo una sombrilla, ya sea en la playa, el campo o la ciudad la sombrilla funcionará como un difusor y podrás ver los diferentes resultados en tus imágenes.

Un paraguas, además de ayudarte a iluminar suavizando la luz, también te ayuda a proteger a tu modelo del sol y la lluvia. Es muy importante tener en cuenta, que el color del paraguas afectara los colores de tu imagen, es recomendable utilizar un paraguas de color neutro, blanco y negro, son muy buenas opciones.

4 – Bajo un puente, muelle o paso a desnivel

Estos son lugares que te ofrecen excelentes condiciones lumínicas y traen consigo, fondos muy interesantes. Y también puedes trabajar mientas esta lloviendo, hace mucho viento o un sol muy fuerte.

Puedes jugar con los elementos que te proporcionan estas locaciones, para crear composiciones muy interesantes, así como utilizar la dirección de la luz a tu favor.

5 – La sombra de un árbol

Si no eres una persona de playa, y prefieres o vives cerca de un bosque o un parque arbolado.   La sombra de los árboles es un excelente recurso para tener luz suave y difusa. Pide a tu modelo que se coloque bajo la sombra de un árbol y observa la luz en su rostro y déjate llevar, te aseguro que obtendrás fotografías excelentes.

6 – Cualquier día al amanecer o al atardecer.

Durante el día existen dos momentos, en los que no importa donde te encuentres, la luz es perfecta. Estos son el amanecer y el atardecer, cuando el sol está apareciendo u ocultándose en el horizonte. A estas horas la luz es muy agradable y apropiada para realizar retratos. Quizá ya sepas en que lugar crear tus imágenes, ahora es solo esperar el momento adecuado. Para mi el amanecer es mi favorito, pero implica un mayor esfuerzo, ya que para la mayoría de la gente la levantada y organizar sus mañanas es complicado.

7 – Un día Nublado.

Este es un excelente recurso, pero al menos en mi ciudad es un recurso limitado y hay que esperar que suceda, y solo en algunos meses del año. En un día nublado, el lugar y la hora no tienen límite, puedes hacer foto a cualquier hora y en cualquier parte, ya que las nubes actúan como un enorme difusor, suavizando las sombras.

 

Anuncios